Madrid y Barcelona se cargan la ley

Las ciudades de Madrid y Barcelona tienen una relación con la ley, cuando menos, curiosa. En particular el gobierno de la señora Colau, que anda empeñada en penalizar la propiedad y la legalidad y consentir o incluso potenciar la ilegalidad.

No tenemos que irnos muy lejos para encontrar pruebas de esto que digo. La señora Colau te impide alquilar tu piso a quien te de la gana, y sin embargo les permite a los okupas entrar en tu casa. No solo eso, sino que los propietarios de segundas residencias en Barcelona se exponen a ser multados, la razón, quieren que los pisos se alquilen.

¿Pero vamos a ver, corazón de mi vida, como quieres que alquile el piso si no dejas de ponerme trabas para ello? Por un lado la ley te imposibilita alquilar a quien tu quieras, y sobre todo, al precio que tu quieras. Por otro lado la ley te impide echar a los inqulinos que no pagan o que te están destrozando el piso. Y por otro lado la ley, ante la falta de inmuebles para alquilar, pretende que estos se alquilen por la fuerza.

Es todo un despropósito, y no tardaremos en ver las nefastas consecuencias que tendrá para nuestra ciudad.

 

Anuncios